Saltar al contenido

Bicicleta BMX

Bicicleta BMX

Para los amantes de las ruedas y la adrenalina existen las bicicletas BMX, que tienen su origen en la década de los 70 en California, Estados Unidos.

En pleno apogeo del motocross, fieles a la práctica quisieron intentarlo en pistas de tierra, pero con bicicletas y así llega el BMX o Bike Motocross.

Aunque la actividad nace en las pistas de tierra, hoy en día el BMX abarca una variedad de disciplinas acrobáticas como el dirt, park, freestyle y flatland.

Las bicicletas BMX son esas que utilizan manubrios tipo riser bar con una barra transversal para dar mayor fuerza y resiste los impactos de los brincos llenos de extremidad a los que los amantes de este estilo les gusta someterse. 

La posición más básica del manubrio o manillar en una bicicleta BMX es en paralelo con respecto a la horquilla o tijera. Sin embargo, dependiendo del gusto o el desempeño que se busque éste se puede inclinar un poco hacia adelante para permitir una mayor extensión de los brazos

En realidad en esta posición hay elementos a considerar, como que cargarías más peso en la parte frontal. ¡Algo para evaluar señores!

Por el contrario, el inclinarlo hacia atrás te dará más control pero reduce el espacio entre ciclista y bicicleta. Es decir, no es simplemente tener la agilidad, sino que además consigas comodidad en el acto.

Una ventaja de las BMX son sus compactos en comparación con otras bicicletas. Por obvias razones, estos cuadros son muy resistentes y se pueden fabricar en acero (hi-ten y cromoly) y aluminio.

Estas bicicletas son súper divertidas, ideales para quien gusta practicar del motocross en bici o cualquier otra de sus ramas. Por ser de cuadro bajo son muy buenas bicicletas para quien apenas comienza a andar, de ahí que muchas bicicletas infantiles utilicen está geometría. Esto va con los más pequeños de la casa.

Pero… ¿Qué es el BMX?

El BMX es un deporte extremo que en teoría debería ser practicado con casco, rodilleras, coderas, guantes de tela o plástico y zapatos anchos.

La bicicleta tiene que estar en buenas condiciones para evitar accidentes, así que es buena idea chequear.

Actualmente, podemos definir el BMX como un deporte que se práctica en bicicletas pequeñas, que permiten al ciclista ganar mayor aceleración y precisión, usualmente las ruedas son de 20 pulgadas. Al definirlo de esta manera se entiende que el objetivo es conseguir la mayor velocidad posible en la pista sin el peso que sería una bici normal.

Historia

Todo en este mundo tiene una historia que debe ser contada y las bicicletas BMX no podían ser la excepción.

Todo comenzó en 1977, la American Bicycle Association (ABA) se organizó como una entidad nacional para el crecimiento del deporte que se introdujo en la Europa de 1978.

En abril de 1981, se fundó la Federación Internacional de BMX, y el primer campeonato del mundo se celebró en 1982. Desde enero de 1993 el BMX ha sido integrado nada más y nada menos que  dentro de la Unión Ciclista Internacional (UCI).

De EEUU el naciente BMX pasó a Europa, siendo Inglaterra, Holanda y Francia los primeros en iniciar su desarrollo.

En 1974 nace la NBL (Nacional Bicycle League) en los EEUU como la encargada de promover a nivel local, estatal, regional y nacional el BMX en ese país, entonces comenzó a convertirse en una marca más conocida. Era toda una revolución para las  BMX.

Características de las poderosas BMX

Las bicicletas son pequeñas para ganar manejabilidad sobre ellas. Generando una sensación de libertad a los deportistas.

Los cuadros suelen estar fabricados dependiendo del contexto, los manillares suelen ser grandes para mejor conducción, en aluminio 6061 o 7005, fibra de carbono, aceros al cromo, los cuadros en aluminio para las pistas de “race”, algo inigualable en el mundo de las bicicletas.

Eso sí, los cuadros tienen diferentes medidas del tubo superior para cada modalidad, es cuestión de elección.

Los más cortos para la modalidad de Flatland, que van desde 17″ hasta 18″, con algunas variaciones y muchas veces se hacen a medida del acróbata.

Ahora, si de estatura se trata, los cuadros de Street, van desde 20″ o generalmente 20.5″ como cuadros muy cortos (para gente que práctica esta modalidad y tiene baja estatura), y llegando hasta los 21″ en competidores más altos. Así que ya sabes que si eres de baja estatura, tal vez esto sea el toque de adrenalina que estás buscando en tu vida.

Por lo general un acróbata muy grande no puede hacer street en una BMX de 20.25″ porque se golpeará las rodillas con la potencia e irá muy apretado dificultando trucos. ¡Sí!, es cómico el escenario, pero hay que prevenir.

Llevan en el buje trasero un “Cassette”, igual que en montaña, que lleva un piñón de 9 dientes que también puede cambiarse por más grandes como 13 y hasta 20 dientes.

El tamaño del plato cambia dependiendo de la modalidad. El usar un plato pequeño puede liberar algo de peso en la bicicleta y tener una mejor agilidad para los trucos.

Actualmente existe también el sistema “freecoaster” en el buje trasero. Este sistema permite ir hacia atrás sin la necesidad de acompasar los pedales de la BMX para impedir que se frene. Sin duda una de las mejores características que posee la BMX.

De esta forma, un giro de los pedales hacia atrás, o dejar la BMX avanzar sin pedalear, soltaran el piñón permitiendo realizar un salto o un giro de 180º y pudiendo avanzar, hasta el momento en que se desee ir hacia delante. Momento total de adrenalina.

El rotor es frecuente en el uso de la modalidad Park y Rampa, para poder liberar la limitación en el giro del manillar por el cable del freno. En la modalidad Street es eliminado totalmente el freno, manera de ir denominada Brakeless (sin frenos). Algo muy popular entre corredores.

Las ruedas BMX

En cuanto a ruedas BMX, los aros o rines pueden estar compuestos de pared sencilla o pared doble; se arman con mazas resistentes generalmente con rayos/radios. Aunque existen algunos rines que se fabrican en nylon. La maza trasera puede ser de rueda libre o de cassette con piñones de 16, 14 (rueda libre) hasta de tan solo 8 dientes (Cassette).

Las llantas/cubiertas deben ofrecer buen agarre y tracción dependiendo de la disciplina que se practique. El dibujo puede ser liso o con tacos para terrenos sueltos y su ancho puede ir desde 1.75 hasta 2.25. El diámetro más utilizado es el de 20″ aunque hay marcas como Haro que manejan modelos de 24″. Además hay BMX infantiles de 16″ y 18″.

No hay dudas de que las ruedas son un punto que define velocidad, seguridad y aventura.

Mujeres con BMX

Las chicas también se suman a este arriesgado deporte, solo le agregan un color más femenino al asunto.

Con la sensualidad que  caracteriza a la mujer también se hace presente en la práctica e incluso compiten con los hombres.

Como por lo general la mujer, en cuanto a peso, es más liviana, los giros se le hacen un poco más fáciles y es entonces una ventaja para dar esos saltos mortales.

También tiene desventajas

No son aptas para viajes largos, sobre todo por el tamaño, no están diseñadas para pedalear en el sillín, puede no ser lo más cómodo y finalmente no sirven para subidas

¡No todo podía ser bueno!

¿Ya probaste las bicicletas BMX?, no esperes más y arriésgate a sentirte libre sobre ruedas.