Saltar al contenido

Bicicleta Eléctrica

Bicicleta eléctrica

Si bien el concepto de bicicleta eléctrica existe desde hace ya bastante tiempo, en los últimos años se han situado en la vanguardia de la tecnología.

Avances punteros en su diseño, baterías más pequeñas y ligeras con mayor rango de acción y costes más bajos les han permitido convertirse en una opción atractiva para un número creciente de usuarios. En esta guía vamos intentar ayudarte a elegir bicicleta eléctrica.

Perfectas para el transporte, hacen que las cuestas se suban sin dificultad, que las distancias sean más pequeñas y que llevar peso encima no sea ningún problema. Todo esto gracias a su sistema de pedaleo asistido o Pedelec.

Más allá de su aspecto práctico, son también fantásticos vehículos de recreo increíblemente divertidos, que te permiten explorar más kilómetros de caminos y senderos de lo que nunca antes fue posible. Hay una gran variedad de diseños de bicicletas eléctricas, sistemas de motor, configuraciones de baterías y jugadores clave en la industria.

Las eléctricas siguen ganando terreno

Cada vez se venden más bicicletas en el mundo, especialmente en Europa y Estados Unidos. En Alemania representaron el 20% de todas las bicicletas vendidas en 2017 y en Bélgica el 50%.

Las bicicletas eléctricas han llegado con fuerza y están aquí para quedarse. Algunas personas, por desconocimiento creen que no se necesita pedalear en una e-bike y por ese motivo pierden toda su esencia. ¡Están muy equivocados!.

Qué es una bicicleta eléctrica

Cuando oímos hablar de bicicletas eléctricas, la primera imagen que nos viene a la cabeza es un una motocicleta eléctrica o scooter, pero en realidad son bastante diferentes.

Solo imagínate una bicicleta normal y agrégale varios componentes como un motor eléctrico, una batería y un controlador, todos ellos perfectamente integrados en el diseño. ¡La suma de estos componentes conforman la configuración básica de todas las bicicletas eléctricas del mercado!

Tipos de bicicleta eléctrica

Básicamente existen dos tipos de bicicleta eléctrica, las de tracción total y las de pedaleo asistido o Pedelec. Ambas difieren en la forma en que son alimentadas por el motor eléctrico:

1.) Tracción total:

este tipo de bicicleta está diseñada para necesitar un pedaleo mínimo en distancias relativamente cortas. Suele tener baterías bastante voluminosas y potentes motores de cubo. Tienden tendencia a ser grandes, resistentes y pesadas.

Estas bicicletas son para personas que simplemente quieren desplazarse con el mínimo esfuerzo y en general odian pedalear. Debido a que está propulsada casi exclusivamente por la batería, su rango es limitado (generalmente  de 16 a 30 km).

2.) Pedaleo asistido o Pedelec:

es la más usual, equivalente a los coches híbridos: está diseñada para pedalear la mayor parte del tiempo y funcionan con electricidad cuando necesitas un extra de energía en forma de potencia eléctrica, ya sea que necesitas una ayudita para subir una cuesta o pendiente pronunciada o simplemente que estás cansado.

A diferencia de las bicicletas de tracción total, este tipo de bicicletas no tienen motores de cubo; en su lugar, hay un motor eléctrico separado montado cerca de la rueda trasera y transmitiendo su energía ya sea a través de la rueda dentada del engranaje o simplemente presionando contra el neumático trasero.

Mientras que en una bicicleta eléctrica de tracción total es muy difícil o incluso imposible pedalear sin ninguna potencia, los motores de asistencia eléctrica o Pedelec, giran fácilmente con poca o ninguna resistencia cuando se pedalea. Eso le da a las bicicletas de asistencia eléctrica un rango mucho mayor que las de tracción total (de 80 a 145 km).

Diferencias entre bicicleta eléctrica y ciclomotor eléctrico

Dado el gran interés tanto por los scooters como por las bicicletas eléctricas, es importante saber diferenciarlos correctamente. Una bicicleta eléctrica se parece bien poco a un scooter, ambos son muy diferentes tanto a simple vista como en la sensación de conducción. Esto es lo que hay que saber:

Una bicicleta eléctrica es básicamente una bicicleta

Una bicicleta eléctrica es, esencialmente y ante todo, una bicicleta. Tiene pedales unidos a engranajes que hacen girar las ruedas. La principal característica que diferencia una bicicleta eléctrica de un ciclomotor o scooter es que puedes usarla incluso con la batería completamente descargada.

En cambio, un scooter con la batería vacía sería tan inútil como cualquier automóvil sin gasolina. Puedes sentarse en él y empujarlo de un lugar a otro, pero a menos que vayas cuesta abajo no podrás conducirlo como sí podrías con una bicicleta eléctrica.

No se necesita licencia o permiso

Una de las mayores diferencias entre scooters y bicicletas eléctricas es que estas últimas no necesitan licencia o permiso para ser conducidas y la principal razón es que en la mayoría de los casos, las leyes municipales con respecto a los medios de locomoción, ya sean bicicletas eléctricas, scooters o automóviles, requieren que operen exclusivamente por sus propios medios.

Esto significa que el scooter o ciclomotor no requiere que hagas nada más que girar la llave y apretar el acelerador. En cambio, una bicicleta eléctrica debe ser alimentada con tu propia energía a través del pedaleo, por lo tanto no suele necesitar licencia.

Cómo funciona una bicicleta eléctrica

Aunque también las hay de tracción total, la mayoría de las bicicletas eléctricas funcionan con una tecnología conocida como “pedaleo asistido” o Pedelec. Esto significa que para que el motor de la bicicleta se active y facilite el pedaleo, primero debes pedalear.

La sensación inicial es como tener a alguien empujándote para ayudarte a avanzar en lugar de tener que hacerlo todo por ti mismo. Esto es especialmente genial en las cuestas hacia arriba o trayectos largos.

Las diferentes partes de una bicicleta eléctrica

Existen varios componentes esenciales que diferencian una bicicleta eléctrica de una bicicleta normal. Los más importantes son el motor, el sensor de pedaleo y la batería.

Motor eléctrico

El motor es uno de los principales componentes de una bicicleta eléctrica y existen tres tipos según en que parte de la bicicleta vaya instalado:

  • Motor de cubo delantero, va encajado en el centro de la rueda delantera. Al ir delante junto a la dirección, da la sensación de un auto con tracción delantera. Suelen tener baja potencia y a menudo utilizados en bicicletas urbanas plegables o bicicletas de gama baja.
  • Motor de cubo trasero, común en modelos de gama media. Es más sofisticado porque tiene que interactuar con los engranajes y otros componentes. Al estar colocado en la parte trasera, este motor mejora la tracción, brindando un mejor agarre a la calzada.
  • Motor central, va montado en el bastidor de bicicletas eléctricas de gama alta. Toma su movimiento a través de los pedales sumándose según las necesidades y dirigiendo toda la energía a través del sistema de conducción hacia las ruedas, al estar justo en el centro de equilibrio y en la parte más baja de la bicicleta, no afecta a su estabilidad, dando la sensación de ir en una bicicleta convencional.

Sensor de pedaleo

Otro componente clave en una bicicleta eléctrica es el sensor de pedaleo, que puede ser de dos tipos:

  • de velocidad, este sensor activa automáticamente el motor una vez que se empieza a pedalear para proporcionar asistencia en el pedaleo. Cuando empiezas a moverte, el sensor percibe el movimiento y se activa, proporcionando una sensación como de encendido y apagado.
  • de torque, se trata de un sensor más sofisticado, responde de manera mucho más sutil dosificando la cantidad de asistencia proporcionada para igualar su velocidad cuando se mueve a través de tráfico lento. Sin embargo, si sales a la carretera y aumentas la velocidad, el sensor de torque detecta que la presión ejercida sobre el pedal ha aumentado y reconoce que estás haciendo un mayor esfuerzo, por lo tanto aumenta la potencia de la energía.

Batería

Otro de los componentes clave de una bicicleta eléctrica es la batería, que puede estar ubicada en el portabultos trasero o en la parte inferior del cuadro, proporcionando esta última posición una distribución más natural del peso. Una batería de iones de litio que esté completamente agotada suele tardar entre 3,5 y 6 horas en recargarse.

Las baterías que todavía tienen una carga parcial cuando comienzas a cargar, consumirán menos. Además, la última hora de carga se usa para “rellenar” las celdas, y no es necesario esperar a que se complete el proceso.
Estas baterías fáciles de reemplazar y muchos ciclistas llevan un repuesto para recorrer largas distancias.

Mantenimiento de la batería

La batería de una bicicleta eléctrica es muy similar a la de tu teléfono móvil u ordenador portátil, solo que bastante más grande. Está formada por celdas y cada una de estas celdas tiene aproximadamente 1000 ciclos de carga, dependiendo de la calidad de las celdas, esto equivale a mil cargas y drenajes completos antes de que empiecen a morir. La batería también tiene sistema de administración de la batería, que controla la carga y la salida de las celdas.

A medida que se van usando las celdas, la batería va pasando a las siguientes de la serie. Entonces, si vas a salir a pedalear y usas solo las primeras 10 celdas de tu batería, entonces recarga completamente, luego  sales de nuevo y usas solamente las primeras 10 celdas de nuevo, luego vuelves a recargar, al final solo has usado las primeras 10 celdas de tu batería. Lo que significa que las celdas restantes aún son nuevas y no has utilizado ninguno de sus mil ciclos de carga.

Las recomendaciones para obtener la mayor vida útil de tu batería son cargarla después de cada viaje para mantener la mayor cantidad posible de celdas sin usar. Esto garantizará una larga vida para tu bicicleta eléctrica.

Conservación de la batería

Uno de los grandes problemas de las baterías de bicicleta eléctrica es su conservación, ya que pueden pasar meses inactivas, lo cual no es nada bueno. Una batería muerta, o dañada por mal uso o negligencia, además de una pena, es una pérdida de dinero.

Diferentes tipos de baterías tienen diferentes necesidades, pero hay cuidados beneficiosos para todas ellas. Cargarlas y usarlas es la mejor manera de mantener la batería en buen estado, intenta usarlas con una carga al menos cada tres meses y nunca dejes la batería completamente descargada por largos periodos de tiempo.

Otra cosa a tener en cuenta, las altas temperaturas ambientales son perjudiciales para las baterías, así que no las dejes nunca donde pueda darles el sol e intenta mantenerlas en lugares frescos y secos.

Autonomía de una bicicleta eléctrica

La autonomía de una bicicleta eléctrica es la distancia que puede recorrer con una sola carga. El problema es cómo evaluar dicha autonomía con la gran cantidad de factores aleatorios que entran en juego. Todas las bicicletas eléctricas se anuncian con una autonomía especifica. Sin embargo, muy a menudo esa información es errónea o inexacta. De hecho, la mayoría de las veces son totalmente exageradas.

Los principales factores a considerar son:

  • Tu propio peso
  • Qué nivel de asistencia eliges
  • El terreno sobre el que estás pedaleando
  • Cantidad de equipaje que llevas;
  • Velocidad (1/3 más rápido = mitad de autonomía)
  • Fuerza con la que pedaleas
  • Cantidad de veces que te paras y arrancas de nuevo
  • El grado de pendiente hacia arriba
  • Fuerza del viento en contra o a favor
  • Temperatura (obtendrán aproximadamente un 15% más de alcance de una batería en un día cálido y soleado que en invierno);
  • Presión de los neumáticos (como en las bicicletas normales, neumáticos blandos = menos eficiencia = menos distancia para la potencia consumida);
  • Qué tipo de batería están usando
  • Edad de tu batería (las baterías pierden energía con el tiempo)
  • Tamaño de tu motor de bicicleta (los motores grandes son divertidos, pero obviamente consumen más energía de la batería)

Como ves, son muchos y muy diversos los factores que intervienen en el cálculo de la autonomía y es más fiable que los calcules tú mismo con las especificaciones de tu bicicleta en la mano y las respuestas a todas estas preguntas.

Tipos de Bicicleta Elétrica

Ya existen bicicletas eléctricas para todo tipo de usos, desde bicicletas de montaña a tandems, triciclos y choppers pasando por bicicletas plegables, de carretera o de triathlon. El sistema Pedelec hace que resulten de los más cómodo y divertido usarlas. Desde ahora no tienes excusa para atreverte con todo tipo de cuestas, terrenos y distancias.

Summary
Bicicleta Eléctrica
Article Name
Bicicleta Eléctrica
Description
Si bien el concepto de bicicleta eléctrica existe desde hace ya bastante tiempo, en los últimos años se han situado en la vanguardia de la tecnología. Avances punteros en su diseño, baterías más pequeñas y ligeras con mayor rango de acción y costes más bajos les han permitido convertirse en una opción atractiva para un número creciente de usuarios.
Author
Publisher Name
BicicletasWeb
Publisher Logo